Revista SOHO

Cabe mucha música en la cabeza de Jairo Serrano, un nombre que los cultores de la música barroca asociarán de inmediato con ese quijotesco proyecto que es Música Ficta. De la ficta a la real, a través de un grupo que tenía perdido en alguna parte del alma y que es delicioso basilisco armado con folk, Brasil y algún jazz bien disimulado. 
Revista SOHO